ES TIEMPO DE HABITAR NUESTRA CASA. TIEMPO DE HACER CASO AL CORAZÓN, TIEMPO DE HACER ALQUIMIA, ¡TIEMPO DE VIBRAR MAS ALTO !

Nos encontramos en un momento vital importante de utilizar el circuito superior que está en el corazón. No es el amor platónico, es un estado de Conciencia Inteligente. Lo que llega primero es tu corazón, no lo que dices o piensas, el corazón tiene un campo magnético 5.000 veces más potente que el cerebro de la cabeza, es el corazón el que manda el primer impulso, cuando tienes emociones positivas generas ondas coherentes, generas salud. (El maestro del corazón Annie Marquier)

Lo curioso es que no hay que hacer nada, en el sentido que conocemos de hacer, pues más bien sería deshacer, soltar, liberar viejos patrones, control, corazas, heridas.

Cuando pones el CENTRO EN EL CORAZÓN, hay un realineamiento interno y te lleva a sentir. Mas bien a integrar lo que piensas con lo que sientes.

Sentir es abrir el corazón, sentirse vulnerable, conectar con lo que duele, el dolor es necesario, porque despierta el corazón, sin dolor no hay crecimiento!.

A cuántos de nosotros se nos ha abierto el corazón y lo hemos vuelto a cerrar? Yo diría que a todos, . La clave en estos momentos es de una vez por todas ES PERMITIR; si entras en el dolor, la tristeza, si no te escapas con el trabajo, internet, otras relaciones y te metes de lleno en la tristeza, la rabia, estas se transforman y te traen regalos. La tristeza te conecta con la fragilidad, la profundidad en las relaciones, sentir el corazón de los demás; la rabia te dará firmeza, dirección, colocarte en tu lugar, no dejarte manipular. Dejar de tener miedo ya a las emociones, son el combustible para despertar el corazón!

Desde el corazón es más fácil abrirse a todo lo que nos habita, es un espacio de acogida, es como una madre que permite y abraza con ternura a su hijo; te conecta con la sensibilidad, la ternura, el juego, la alegría, el silencio, te abre a una comprensión mayor donde el automatismo mental queda relegado y surge la espontaneidad, la inocencia, la aceptación, sin tener que hacer un esfuerzo, el tengo que, se sustituye por el ahora estoy así, te trae a un estado de presencia natural, sin tener que repetirte consignas de positividad; te abre a una comunicación auténtica, a la conexión y al vínculo con los demás.

Cuando nos encontramos en coherencia, siguiendo al corazón, se eleva nuestra frecuencia vibratoria y entramos en resonancia con el campo cuántico-la conciencia universal y la tierra, te conecta con la fuente, con la vida y todo lo que necesitas se te va dando.

Para ARMONIZAR y ponernos en COHERENCIA recomiendo:
– El trabajo diario con las emociones, aprender de todas para adquirir sabiduría y transcenderlas. Aprender a manejar las emociones, no como algo a suprimir, reprimir, todo lo contrario permitirlas, son la energía, el combustible para abrir el corazón .
– Meditación diaria: poner las manos en el corazón y respirar en el corazón, en pocos minutos entras en calma, ligereza, expansión, conexión.

Ana Saldaña Ruiz

Terapeuta Psicocorporal
Monitora Meditaciones Activas Internacionales

Facilita El taller de crecimiento personal: CUERPO CORAZÓN CONCIENCIA. “Mueve el cuerpo, Mueve el corazón” . En Nadanta Crecimiento Creativo