La primera imagen de esta serie que publiqué en Instagram, ahora la comparto aquí.
«Voy a comenzar una serie de publicaciones con fotos hechas en la naturaleza de mis más cercanos compañeros de trabajo en el proyecto Panfoné: los instrumentos que me están acompañando en conciertos, masajes sonoros y viajes de sonido.
Este bohdran es uno de mis más antiguos y queridos compañeros. Se vino de Irlanda de la mano de Carlos Pinedo y Marian Araujo, ¡gracias infinitas!
Siempre me ha parecido muy especial su sonido profundo y su personalidad, quizás debida a su historia. Me contaron que había llegado a una tienda de segunda mano rescatado de una casa que había sufrido un incendio. Algo tiene de la sensibilidad de aquellos que han sobrevivido a vivencias duras.
Me encanta tocarlo con la mano, con la sutileza del toque de los dedos propio de las percusiones orientales y también como tambor chamánico.»