Alma María, Arteterapeuta, Terapeuta Gestalt y performer da 3 propuestas prácticas para despertar tu creatividad:

1. Actitud lúdica.

Quítale el aura de (h)artista al proceso creativo. Me ayuda tomarme la creación como un juego y dejar de lado expectativas y juicios sobre el resultado. En esto, resulta de gran ayuda observar a los niños y niñas: se toman muy en serio el juego, pero salen y entran de él sin resistencias. Asimismo podrías tomarte el pintar o esculpir, con un punto cómico y posibilidades de formar parte de tu realidad más cotidiana. Si lo piensas bien, el acto creativo está en lo más sencillo: alumbras una imagen cuando eliges la ropa que ponerte, generas algo que no estaba cuando cocinas con varios ingredientes, ordenas una estantería con pretensión estética. Ve probando. Explorando posibilidades. Riendo al tiempo. No te hace falta exponer mañana mismo en el Louvre.

2. Evitar «dar por hecho».

Ni la cabeza ni la rutina mandan. Ir a piñón es el principal enemigo de la creatividad. Los hábitos mentales matan al duende ¿ En qué puede traducirse esta propuesta? Probando un camino diferente para ir al mismo sitio. Usando más la mano izquierda, si eres diestrx. Y sobretodo, llevando la atención a la respiración. Hay que hacer hueco para las ideas. Si la cabeza está llena, entronada y cuadriculada es poco probable que surja la creatividad. También puedes experimentar con otros sentidos: pintar el sabor de una pastilla de chocolate, conocer tus enseres cotidianos por el tacto, proponerte captar el olor de todas las personas que te cruces por la calle en una mañana. Evidentemente, si caminas pensando en los recados pendientes, tus sentidos no visuales están amordazados y con ellos, la infinidad de estímulos revulsivos que te podrían aportar para crear algo nuevo.

3. Comparte.

Permanece curiosx full time. Si te llama la atención, por ejemplo, explorar el contacto humano, díselo a tus amigxs. La lluvia de ideas llegará sola y traerá una rica cosecha de puntos de vista que no se te habían ocurrido. Si estás fotografiando tomates, charla con alguien que cuide una huerta. Escucha su vivencia. Transitar un proceso creativo a veces puede ser arduo: pide ayuda. Otras visiones serán siempre nutritivas. Puede que parte de tu obra futura esté aún en lo sutil o repartida en las cabezas de otras personas, ve rescatando sus pedazos. Recolectando. Pregunta. No te cortes. Abre las orejas y los ojos. Eres una esponja. Cualquier persona ( o cosa ) puede tener una idea o cualidad que te despierte cuatro. Estás al acecho. No pierdas el hilo de que estás queriendo crear. Podrías hasta buscar paralelismos con tu idea en las cosas que pones dentro del carro de la compra ¿ Qué tiene que ver la lejía con tu idea ? ¿ Qué pasa cuando la pasas por caja ? ¿ Que´crees que te diría la dependienta del súper si le contaras tu idea ?
Alma María conducirá «Mujeres en Círculo de Arteterapia» desde Septiembre en Nadanta 
Alma María es:
Arteterapeuta y Terapeuta Gestalt formada con Elvira Gutiérrez en Escuela Humanista de Arteterapia Gestalt ( Madrid ) y en Metáfora ( Barcelona ). Antropóloga cultural. Trabajadora Social en Salud Mental y Violencia de Género durante 6 años. Performer en Colectivo Elefante Rosa Poesía. Sesión grupal y publicación sobre miedos y arteterapia para revista «La Madeja» de Cambalache.